Alysia Montano, seis veces campeona de Estados Unidos en 800 metros, terminó en última posición en los ‘trials’, que se disputan desde el miércoles en Sacramento. A más de 19 segundos del tiempo de la ganadora, con el termómetro rondando los 40 grados, la mediofondista neoyorquina entró en la meta con los brazos en alto, en señal de victoria. Embarazada de cuatro meses, ataviada con una camiseta de Wonder Woman, Montano volvió a ofrecer otra muestra más de su carácter indomable.

Los más de 10.000 aficionados presentes en el State’s Hornet Stadium saludaron con una ovación a la veterana atleta, de 31 años, cuarta en los Mundiales de Moscú (2013) y quinta en los Juegos de Londres (2012). Lo de menos era su tiempo (2:21.40), a años luz de su mejor marca (1:57.34), establecida allá por 2010. Lo más importante es que no era la primera vez que hacía algo por el estilo.

En 2014, Montano también participó en los ‘trials’, embarazada de su primera hija, Linnea. Ocho meses de gestación, nada menos. El doble que el jueves. “Todos me decían: ‘Vas a correr más rápido, porque estás menos embarazada”, comentaba ayer con media sonrisa. Su tiempo, de hecho, fue 11 segundos más rápido que el de aquella primera ocasión.

Gal Gadot en el espejo

En realidad, el ejemplo esta vez para Montano fue Gal Gadot, la actriz que da vida a Diana en la superproducción Wonder Woman. “Decidí apuntarme a estos ‘trials’ cuando me enteré que ella había rodado la película embarazada de cinco meses”, apuntó en referencia a la ex modelo israelí.

“Mucha gente me dice que se sintió inspirada por lo que hice en 2014. Ahora simplemente me veo como una representante de las mujeres, de las mujeres negras y de las mujeres embarazadas”, relató Montano, que en las horas previas a la prueba debió hidratarse más de lo habitual y evitar cualquier rastro de sol. “Dos vueltas a la pista con este calor, sinceramente, no es nada”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here