La selección española logró su clasificación para el Mundial de Rusia 2018 al golear por 3-0 a Albania en un choque marcado por los silbidos a Gerard Piqué.El cómodo triunfo del equipo dirigido por Julen Lopetegui, combinado con el empate 1-1 entre Italia y Macedonia, afirmaron a España en la primera posición del Grupo G de clasificación europea y certificaron su pase al próximo Mundial.

Con 25 puntos tras ocho victorias y un empate, España no tendrá que esperar al duelo del próximo lunes frente a Israel para certificar su clasificación como primera de grupo. Italia, con su inesperado empate ante Macedonia, le allanó el camino.

La buena nueva no evitó, sin embargo, que, hasta bien entrada la segunda parte del duelo, la hinchada española anduviera más pendiente de silbar a Piqué que de festejar el buen partido de los de Lopetegui.

Un partido más, y pese a sus pedagógicas explicaciones del miércoles sobre por qué defiende el derecho del pueblo catalán a decidir su futuro, el central del Barcelona fue principal foco de atención del choque clasificatorio hasta que los goles hicieron que los hinchas que llenaron el Estadio Rico Pérez de Alicante se fueran olvidando del central del Barcelona y festejaran el virtual billete con destino a Rusia.

El hispano-brasileño Rodrigo Moreno abrió la cuenta española en el minuto 16 de juego; Isco la amplió en el 24′ y Thiago Alcántara la cerró en el 27′, cuando la hinchada aún seguía silbando a Piqué.

En la segunda parte, cuando el central del Barcelona ya descansaba en el banco después de ver una amarilla que le impedirá jugar en Israel, parte de la afición se arrancó al grito de “íPiqué!”.

El internacional español, que había abandonado la cancha aplaudiendo a la grada, comentó la jugada con sus vecinos de asiento tapándose la boca y sin que su rostro reflejara sus sentimientos.

Conscientes de lo mucho que se jugaban, los españoles sentenciaron el choque en la primera media hora de juego, sin que Albania tuviera opción a réplica.

Ni las importantes bajas -Lopetegui no pudo contar con Carvajal, Morata ni Iniesta por lesión ni con Busquets por sanción- ni los numerosos cambios que el seleccionador introdujo en su once apartaron a España de su objetivo de lograr su clasificación por la vía más directa.

Islandia se acerca

La selección de Islandia, gran revelación de la pasada Eurocopa, está a un paso de hacer lo propio en la fase de Clasificación al Mundial de Rusia 2018. Su victoria en la visita a Turquía (0-3), sumado al pinchazo de Croacia ante Finlandia (1-1) dan un vuelco a la tabla del Grupo I.

Los islandeses son ahora primeros de su grupo con dos puntos de ventaja sobre los croatas. En la última jornada, a disputar el próximo lunes, Islandia recibe a la modesta Kosovo y Croacia tiene una difícil salida ante Ucrania.

El combinado ‘vikingo’, convertido en una de las mayores sorpresas del mundo del fútbol en los últimos tiempos, protagonizó una inesperada goleada ante una irreconocible Turquía, ya fuera de la competición. Los tantos de Gudmundsson, Bjarnason y Arnason dejan a los islandeses líderes.

Liderados por Luka Modric, que cumplía 100 partidos con la elástica croata, el combinado balcánico se complicó la vida y cedió el primer puesto del grupo en el último minuto del tiempo reglamentario.

Después de una primera parte en la que el dominio no se reflejó en el marcador, Mario Mandzukic empujó un balón suelto en la línea de gol y devolvió la tranquilidad a Rijeka. Sin embargo, cuando nadie lo esperaba, el finlandés Pyry Soiri empataba el partido en el minuto 89 y dejaba a Croacia casi sin opciones de clasificarse de forma directa para el Mundial.

La selección ucraniana firmó un partido muy pobre en tierras kosovares, y solo un gol en propia de Leart Paqarada en el minuto 60 y otro de Yarmolenko a dos minutos del final evitaron la catástrofe ante la ‘cenicienta’ del grupo. Una victoria en casa ante Croacia el próximo lunes le garantiza acabar entre los dos primeros del grupo.

GRUPO D

La selecciones de Gales e Irlanda han vencido este jueves a Georgia (0-1) y Moldavia (2-0), respectivamente en el Grupo D europeo de la clasificación para el Mundial de Rusia y se jugarán el pase este lunes en un duelo a vida o muerte con un ojo puesto en el Serbia-Georgia, ya que los serbios cayeron en Austria (3-2) y aplazaron su clasificación.

Los serbios, quienes mejor lo tenían al inicio de la jornada para cerrar su billete a Rusia, cedieron en su visita a Austria. Pese al gran inicio de los locales con un Marko Arnautovic muy participativo, los de Slavoljub Muslin se adelantaron con un tanto de Luka Milivojevic.

Sin embargo, la reacción de Austria, liderada por Guido Burgstaller y el propio Arnautovic, dieron la vuelta al marcador con el 2-1. Matic, uno de los mejores en el mediocampo serbio, consiguió el gol del empate a falta de 10 minutos tras un revuelo en el área. Y cuando todo apuntaba al empate, Schaub firmó el 3-2 definitivo y puso el grupo patas arriba a falta de una jornada. Pese a la derrota, los serbios si ganan a Georgia en casa estarán en Rusia.

Por su parte, Gales, sin su estrella Gareth Bale por lesión, se impuso en un partido muy discreto a Georgia (0-1) gracias al tanto de Lawrance, el mejor de los galeses junto a Aaron Ramsey, al inicio de la segunda parte. Mientras tanto, Irlanda se impuso cómodamente a Moldavia por 2-0 merced al doblete de Daryl Murphi en un encuentro en el que los irlandeses ya tenían muy a su favor a los 20 minutos.

Ambas selecciones, Gales e Irlanda, se medirán en un duelo fratricida en el que un empate dejaría a las dos fuera del Mundial, siempre y cuando Serbia ganase a Georgia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here