Entre lágrimas y con terror, el ayudante de bus Impala relató cómo el motorista rogó por su vida: “No me mates, papito, no me mates”, dijo.

El relato anónimo del ayudante de esta unidad de transporte mostró los minutos de terror que vivieron cuando fueron interceptados.

RELATO DE AYUDANTE DE IMPALA

Íbamos con la puerta cerrada, el bus iba lleno de pasajeros y estábamos por la Avenida Junior de San Pedro Sula, contó.

De repente un vehículo tipo camioneta los interceptó y a punta de armas de fuego obligaron al otro ayudante a que abriera la puerta.

Asimismo, procedieron a sacarlo del bus y lo pusieron boca abajo en el pavimento y le dispararon una vez. Pero no sabe si la bala lo impactó, añadió el testigo anónimo.

Antes de dispararle a uno de los ayudantes, los tres malhechores que se bajaron del vehículo dijeron: “No queremos hacer esto pero no se ponen de acuerdo”.

Luego, ingresaron a la unidad de transporte a “encañonar” al motorista que aterrorizado y sabiendo lo que se avecinaba rogó por su vida. “No me mates, papito, no me mates. Tengo hijos y tengo que criarlos”, expresó.

Fuente: Diario Tiempo

70 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here