Una comerciante de pulpería y suegra del periodista Mario Cerna fue ejecutada en su negocio de colonia Merrian de Tegucigalpa.

Según informes, los victimarios habrían sido supuestos extorsionadores.