Tegucigalpa. Al momento en que un conductor realizaba sus trabajos de rutina en la recolección de basura, un camión quedó hundido en la mera calle.

El hecho ocurrió a las 8:00 de la mañana, cuando el camión recolector de basura se estacionó a la par de un taxi que transitaba por la zona.

De repente el pavimento se hundió, provocando que el pesado vehículo cayera encima del taxi, generando alarma y terror en sus ocupantes.

Los vecinos ha habían denunciado el mal estado de la calle, pero las autoridades no respondieron y hoy esta accidente casi provoca una tragedia.