Ante Juez de Jurisdicción Nacional, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV), logró presentar los suficientes elementos probatorios contra los cabecillas y miembros de la estructura criminal “18”, a quienes se les dictó sentencia condenatoria por los delitos de asesinato y asociación ilícita.

Según la Dirección Policial de investigaciones (DPI), Deibi Andino Henríquez, alias “Duende”, Ronny Torres Reyes, alias “Slim”, Dennis Rosa Zerón, alias “Racker”, Wilfredo Rodríguez Martínez, alias “Baby Rebelde”, Germán Vásquez, alias “Lucky”, Maynor Vásquez Hernández, alias “Blue”, Johny Velásquez Martínez, alias “Sleepy”, Luis Corea, alias “Wayoo”, Elio Guillen Gutiérrez, alias “Genio”, ordenaron a : José Reyes Silva, alias “Yonster”, Israel García Castillo, alias “Picudo”, Jeffrey Cruz Merlo, alias “Nando”, Luis Borjas Flores, alias “Sly”, Juan José Chávez, alias “Compa Juan”, Javier Pineda, alias “Beguetta”, Joaquín García, alias “Topo” y Gersón Baquedano, alias “Scratch” , el asesinato de 18 personas en diferentes puntos de Tegucigalpa, desde el mes de mayo a diciembre de 2013.

Tras una profunda investigación en la que también participaron analistas de la unidad de estructuras criminales de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV), se determino que las ejecuciones fueron ordenadas desde el interior de la Penitenciaría Nacional, dando como resultados las muertes de: José Rodríguez, asesinado por denunciar a miembros de la 18, José Elvir, asesinado por no pagar extorsión, Abel García, por transitar en territorio 18, Carlos Amador, por conflicto con un 18, Santos Solórzano y Jimmy Pavón, por robo en sector de la 18, Sheyla Díaz y Jesús Baltasar, por preguntar por unos MS detenidos, David Romero Martínez y Elvin Romero Martínez, por meterse en territorio 18, Henry Velásquez, por no pagar extorsión, Pedro Vásquez, por ser “Peseteado”, Edwin Castro y Marco Hernández, por robarles un vehículo, Freddy Zambrano, por ser miembro de la MS, y Dalvin Salgado y Cristóbal Jiménez por ser policías y vivir en zona de mareros. Los cuerpos fueron levantados en las siguientes colonias: La Guasalona, primer avenida de Comayagüela, Frente al Metro Mall, Colonia Miraflores, Col. 14 de marzo, La Arenera, Divanna, Colonia Independencia, La Torocagua, Col. Monterrey, Col. Humuya, El Pedregal y Amarateca, entre otros.

En este caso en particular, la tecnología jugo un vital aliado, sobre todo porque se identificó quienes ordenaron las muertes, quienes las ejecutaron y que miembros no participaron en los asesinatos. De este grupo de procesados, “Racker”, “Genio” ,”Blue” y “Pánico”; guardan prisión en la cárcel de máxima seguridad denominada “El Pozo”.

La individualización de la pena se llevará a cabo el próximo 19 de enero de 2017. Según el Código Penal, el asesinato contempla una pena de 20 a 30 años y la asociación ilícita de 20 a 30 años de reclusión.

 

1 Comentario

Comments are closed.