Temas del momento

VIDEO: Graba sus palabras de despedida tras sufrir un accidente en motocicleta

Sus motos resbalaron sobre el pavimento de la carretera U.S. 129, específicamente en un tramo conocido como The Dragon, en el estado de Texas. Sus cuerpos cayeron cada uno en un sentido diferente y nadie más fue testigo de aquello.

Fue entonces cuando el motorista Kevin Diepenbrock, de 41 años, desde la cuneta a donde había volado, con el cuerpo lleno de magulladuras, tomó su teléfono y lo echó a andar.

Pero aquel paraje era tan desolado que al parecer no había cobertura. Su compañero de viaje, Phillip Polito, de 29 años, había caído mucho más lejos y no daba signos de vida. Posiblemente estuviera muerto.

Diepenbrock también pensó que moriría. Y como creía que le quedaban apenas algunos minutos de vida, decidió grabar un video de despedida para sus familiares, sus amigos… e incluso su perro.

Este es el video que circula a toda velocidad por las páginas de los diarios digitales, las redes sociales y la intrincada estructura del Internet. El último adiós de este corpulento hombre se ha vuelto viral, generando todo tipo de comentarios solidarios.

“Traté de moverme un poco. Me acomodé sobre la espalda pero sentí mucho dolor. No pude más. Y me quedé inmóvil”, narró Diepenbrock en una entrevista con el Knoxville News Sentinel.

En ese momento no sabía de la envergadura de sus daños (un pulmón perforado, varias costillas rotas y una importante fractura espinal), pero el hombre sí creyó que se acercaba el último minuto. Por lo que decidió cerrar su ciclo vital con unas palabras de despedida y de agradecimiento.

Extrajo el smartphone con sus manos temblorosas, accionó el ‘modo selfi’ y empezó su monólogo: “Solo quería decir que les quiero, perdónenme por ser tan estúpido. Mamá y papá, les quiero. Courtney, te amo. Cuídense todos. Tengo la columna rota. Cuiden a mis cachorros”, fueron algunas de sus palabras cuando ni siquiera imaginaba que un rato más tarde sería rescatado y conducido al hospital.

Según su propio testimonio, tenía muy mala señal de cobertura y apenas unos pocos minutos en la batería de su móvil, por lo que prefirió priorizar su despedida. El tiempo se acababa, finalizaba la tarde, y con la llegada de la noche Kevin Diepenbrock sabía que todo habría concluido para él. Por ello prefirió hablar para la cámara, antes de quedarse dormido.

Como podemos constatar en el video, varios autos pasaron cerca del sitio del accidente, pero nadie se detuvo a indagar si había algún herido. Y sí lo había. Era Kevin Diepenbrock, quien creía que esos serían sus últimos instantes.

Este video que se ha vuelto viral ha generado además un sinnúmero de comentarios de solidaridad, aunque muchos otros internautas han criticado que este hombre no haya priorizado llamar a emergencias, lo que seguramente habría provocado una reacción más rápida de los servicios de urgencias, y hasta quién sabe si se hubiera salvado su amigo Phillip Polito.

De acuerdo con lo trascendido, no fue sino 27 horas después del accidente que por pura casualidad las víctimas fueron localizadas. Ya en el hospital, quedó certificada la muerte de Polito, mientras Kevin Diepenbrock, malherido, caía en la cuenta de que las del video no habían sido sus últimas palabras.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.