Los inmigrantes recluidos en el centro de detención “Theo Lacy” en Orange, California son sometidos a distintos abusos, indicó el inspector general del Departamento de Seguridad en un informe reciente.

De acuerdo con La Opinión, inspectores federales visitaron de sorpresa el recinto en noviembre pasado y descubrieron que a los detenidos se les servía comida podrida, se bañaban en regaderas llenas de moho y usaban teléfonos en malas condiciones.

Además, el lugar violó los estándares de detención migratoria al encarcelar inmigrantes con crímenes menores o sin récord criminal junto a detenidos con serios historiales delictivos en celdas de baja seguridad.

Otros detenidos no tenían acceso a visitas ni a algún tipo de esparcimiento, lo que viola las políticas de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). El reporte concluyó que ICE no da seguimiento a las quejas de los detenidos y no hace nada para asegurar que sean resueltas.

Actualmente, hay 528 inmigrantes detenidos en las instalaciones Theo Lacy, operadas por el Departamento del Sheriff del Condado de Orange.

En un comunicado, ICE aseguró que el problema de las regaderas se resolvió, así como los de alimentación y mal estado de los teléfonos, mientras que expertos alegan que los problemas como los que aparecen en el reporte han ocurrido por años y siguen haciéndolo.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here