Murió luego de que sus padres rezaron por él sin llamar a un médico

Un niño de Minnesota murió tras pasar semanas enfermo luego de que supuestamente sus padres decidieron rezar por él en lugar de llevarlo con un médico o llamar a emergencias, ahora enfrentan cargos por negligencia.

Los padres de Seth Jonhson, de apenas siete años, notaron que su hijo enfermó y empeoró durante semanas, pero optaron por no buscar ayuda médica porque tienen “problemas” con los doctores, según detalló la fiscalía del Condado de Hennepin.

Durante ese tiempo el pequeño sufrió de una pancreatitis aguda y de sepsis, una inflamación causada por sustancias químicas liberadas en el torrente sanguíneo para combatir una infección, él estaba muriendo lentamente.

Aun así, los padres decidieron salir de la ciudad para asistir a una boda, al niño lo dejaron bajo el cuidado de su hijo mayor, de 16 años. Ese mismo fin de semana Seth murió.

A pesar de que por la mañana del domingo 29 de marzo su hijo mayor les llamó para decirles que su hermano estaba “letárgico y flojo”, ellos se negaron a regresar temprano. Para cuando llegaron en la noche solo bañaron al niño, lo acostaron a dormir y se pusieron a rezar, en lugar de llamar al 911.

Este mes los padres deberán presentarse ante un juez para enfrentar cargos por negligencia, según detalla SinEmbargo con información la agencia RT.

“No podemos comprender cómo los padres dejaron a un niño enfermo de siete años de edad al cuidado de un joven de 16 para irse lejos durante todo un fin de semana”, lamentó el fiscal, Mike Freeman.

Que opina sobre esto?

Tu dirección de correo no será publicada.