La legisladora por Texas,  Jessica Farrar, propuso una controvertida forma de “proteger a los niños no nacidos”: una multa de $100 dólares para los hombres que eyaculan al masturbarse.

Ante las críticas y burlas a su iniciativa, explicó que así de inapropiadas son algunas legislaciones hechas por hombres para regir la sexualidad y necesidades de las mujeres o los derechos reproductivos.
Declaró que si los legisladores se justifican en el respeto a la vida, entonces no deberían desperdiciar ni una semilla.

“Todas las emisiones (de esperma) fuera de la vagina o de un centro médico” serían acreedoras a esta sanción.
Así el intento masculino que no sea para procreación se juzgaría como si fuera “contra un niño que no ha nacido”.
También marca una espera obligada de 24 horas para procedimientos como vasectomía o colonoscopia, así como condiciones para comprar Viagra.

Permitiría a los doctores que rechacen dar estos servicios a un paciente si tienen dudas de conciencia, tal como marcan las leyes que deben respetar las mujeres sobre el aborto. La propuesta pide que los médicos recomienden la abstinencia y sugieran que los hombres vayan a depositar su esperma en clínicas donde se podría preservar. Sabe que esto no se aprobará como ley, pero resalta que espera llamar la atención sobre lo absurdo y unilateral de algunas leyes que rigen las decisiones de las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here