Un cazador que participaba en la búsqueda de una niña desaparecida desde el viernes pasado en St. Peter, Minneapolis, la encontró en el lugar menos esperado: colgando de la rama de un árbol.

De acuerdo con WFTV, este sábado Nathan Stoffel era una de muchas personas que buscaban a Mya Ann Arriaga, una niña de 12 años con autismo y quien no puede hablar.

El hombre de 28 años vio algo extraño en un árbol sobre el río Minnesota: una niña sosteniéndose de una rama.

Stoffel llamó rápidamente al 911 y, mientras lo hacía, vio cómo Mya movía uno de sus brazos. Le lanzó una cuerda, pero debido a su condición la menor no mostró gran reacción.

“Nunca hizo contacto visual conmigo y yo le decía: ‘ya viene la ayuda en camino’. Ella estaba temblando y luego volteó la cabeza y me miró y me dieron escalofríos”, narró el hombre.

Tras el rescate, la menor fue trasladada vía aérea a un hospital y actualmente se encuentra en condición estable.

Katrina Arriaga, madre de la menor, dio a conocer un comunicado donde indicaba que estaba aliviada después de que su hija fue localizada. “Nuestra familia agradece a la comunidad por sus pensamientos y oraciones, y pide privacidad en este tiempo difícil”, expresó.

Publicidad