De manera inesperada, este bebé simplemente ya no quiso la leche del seno derecho su madre. Entonces, la mujer pidió que le hicieran estudios médicos… cuyos resultados la dejaron sorprendida.

Ahora, Sarah Boyle dice que su hijo fue quien le detectó el cáncer de mama. Todo comenzó cuando Teddy cumplió seis meses de edad y, sin una aparente razón, comenzó a rechazar el pecho.

La mujer de 26 años vio que el bebé “se angustiaba” cuando intentaba alimentarlo con el seno derecho. “Se ponía muy incómodo e incluso agresivo. Un bebé de (ahora) ocho meses que rechaza físicamente a su mamá es algo que te parte el corazón”, contó Sarah a BBC.

Un quiste benigno

Originaria de Staffordshire, en el Reino Unido, la mujer intentó diversas posiciones para amamantar a su hijo. Al no lograrlo, recordó que en 2013 los médicos le habían detectado un quiste benigno justo en el seno derecho.

Al mismo tiempo que Teddy se negaba, Sarah también notó cambios en su pecho. El quiste se había vuelto más duro y doloroso, por lo que decidió acudir al hospital. “Quiero que me hagan un escáner y no me iré hasta que me lo practiquen” dijo al médico.

A dos semanas del escáner y una biopsia, los médicos le indicaron que padecía cáncer de mama triple negativo. En este caso, según informa el sitio Breastcancer.org, eso significa que el crecimiento del tumor no está estimulado por las hormonas de estrógeno y progesterona, ni por la presencia de demasiados receptores de HER2 (un gen que puede influir en el desarrollo del cáncer de mama).

Por ello, Sarah se encuentra actualmente en quimioterapia y se someterá a una doble mastectomía y una reconstrucción de pecho. “Gracias a Teddy, ahora estoy recibiendo tratamiento”, contó a BBC.

¿Los bebés podrían detectar el cáncer?

Según reporta el sitio mencionado, hay evidencias “anecdóticas” de que algunos bebés podrían percibir cambios en el pecho de sus madres, pero los expertos en medicina no lo han aceptado como un indicio de cáncer de mama.

“Nadie puede decir con certeza que fue Teddy, pero yo sé que si no fuera por él, a estas alturas, si me hubiera fiado de los médicos en lugar de haber puesto atención a mi bebé, podría estar en una situación totalmente diferente”, aseguró Sarah a BBC.

¿Qué te parece? ¿Crees que esto sea posible? Recuerda siempre asesorarte y darle seguimiento a tu salud con el apoyo de médicos certificados.