El temor que ha despertado las medidas de expulsión de indocumentados, promovidas por el gobierno de Donald Trump, ha sido aprovechado por falsos agentes migratorios que han visto sus ganancias incrementadas en los últimos meses.

La cantidad de víctimas de estafadores a aumentado desde que Trump firmó el decreto que afecta a unos 11 millones de inmigrantes ilegales en EE.UU, según el fundador y director de la organización de defensa de los derechos de los inmigrantes Border Angels, Enrique Morones, reseña ‘Prensa Libre’.

Entre las modalidades de embaucamiento se encuentran los falsos agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que detienen, sin ningún basamento legal, a latinoamericanos, a quienes piden dinero bajo amenaza de deportación, según ‘El Mundo’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here