Matthew tocaría tierra en Carolina Norte el sábado, según Centro Nacional de Huracanes

Centro Nacional de Huracanes (NHC) pronosticó hoy que El huracán Matthew podría tocar tierra la mañana del sábado a lo largo de la frontera entre Carolina del Sur y Carolina del Norte.

El lunes el gobernador Pat McCrory declaró estado de emergencia en 66 condados: Aiken, Allendale, Bamberg, Barnwell, Beaufort, Berkeley, Calhoun, Charleston, Clarendon, Colleton, Darlington, Dillon, Dorchester, Florence, Georgetown, Hampton, Horry, Jasper, Lee, Lexington, Marlboro, Orangeburg, Richland, Sumter y Williamsburg.

El ojo del “extremadamente peligroso” huracán de categoría 4, que presenta vientos máximos sostenidos de 145 millas (230 km/h) avanza este martes hacia el este de Cuba. El huracán tocó tierra en Haití.

El huracán está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en el sur, sureste y noroeste de la zona donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos de tierra.

El ojo del ciclón girará de Cuba hacia el norte noroeste el miércoles, seguido de un giro hacia el noroeste ese mismo día por la noche, vaticinaron los científicos.

Según este patrón de trayectoria, se espera que Matthew “se mueva sobre o cerca del centro de Bahamas esta noche y el miércoles y se aproxime al noroeste del archipiélago” en la noche del mismo día.

Los científicos predicen que Matthew, pese a posibles “fluctuaciones de intensidad”, permanecerá como un “poderoso huracán hasta al menos el miércoles por la noche”.

El centro de huracanes emitió un aviso de huracán para el sur de Florida. La advertencia estaba en vigor para una zona que va de Deerfield Beach hasta la línea del condado de Volusia/Brevard.

Un aviso de huracán significa que son posibles condiciones de huracán dentro de la zona de alerta.

También se emitió un aviso de tormenta tropical para la zona que va del Puente Seven Mile en los Cayos de Florida hacia el norte hasta el sur de Deerfield Beach, incluso el lago Okeechobee.

Desde Florida Mattew se dirigirá hasta la costa este, pasando por Charleston, Carolina del Sur como un huracán de categoría 2 y afectará  Wilmington y el Cape Hatteras en Carolina del Norte.

De acuerdo con el centro meteorológico, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que cinco se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine y ahora Matthew), que han causado al menos 66 muertes, la mayoría de ellas en México por el paso de Earl.