La emoción de Barack Obama al momento de agradecer a su esposa Michelle y a sus hijas

Barack Obama ofreció anoche su último discurso como presidente de Estados Unidos. Fue un acto solemne, un baño de masas. El hombre que le dijo a América que “sí, se puede” hizo balance de su mandato, aunque cuando más se emocionó fue al dedicarle unas palabras a su mujer, Michelle, y a sus hijas.

Con lágrimas en los ojos, Barack Obama resaltó la importancia que ha tenido su esposa para él. “En los últimos 25 años no solamente has sido mi esposa y la madre de nuestras hijas, has sido además mi mejor amiga”, destacó antes de hacer una pausa conteniendo la emoción. El público presente le ayudó a llenar el silencio con aplausos y vítores hasta que pudo continuar.

“Asumiste un papel que no habías pedido y lo hiciste tuyo. Con gracia, perseverancia, estilo y buen humor”, dijo justo antes de volver a pararse para secarse las lágrimas. “Hiciste de la Casa Blanca un lugar que le pertenece a todos. Las nuevas generaciones tienen metas más altas porque tú has sido su modelo”, expuso. Obama acabó las palabras hacia su esposa diciéndole ante la atenta mirada del mundo entero que le “ha llenado de orgullo y ha enorgullecido al país”.

El 44º presidente de Estados Unidos también tuvo palabras de cariño para sus hijas Malia y Sasha, esta última no pudo acudir al acto y se quedó en Washington estudiando para un examen.

“Bajo las circunstancias mas extrañas, vosotras os habéis convertido en unas jóvenes maravillosas, inteligentes, hermosas, pero también sois generosas, cariñosas y llenas de pasión. Habéis soportado, aparentemente de manera fácil, la pesada carga de estos ocho años. De todo lo que he hecho en mi vida, de lo que más orgulloso estoy es de ser vuestro padre”, sentenció Obama.

Que opina sobre esto?

Tu dirección de correo no será publicada.