Aunque manejaba un perfil bajo, su apellido lo delataba. Se trata de Juan José Esparragoza Monzón, “El Negro”, hijo del que autoridades federales consideran como cofundador del Cártel de Sinaloa: “El Azul”.

“El Negro” compartía el nombre con su padre. Al igual que su madre y otros familiares, administraba y movía el dinero familiar en distintas entidades del país. Lo invertía en la compra de bienes inmuebles o empresas; actividades que podrían pasar inadvertidas, pero por las que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ubicó que los Esparragoza eran parte del Cártel de Sinaloa.

capo

Prófugo de la justicia, Esparragoza Monzón, de 45 años, es considerado un hombre violento que ha enfrentado a grupos antagónicos en las plazas de Mexicali y Tijuana, Baja California; una zona considerada estratégica para el trasiego de droga.

La influencia de “El Negro” ha sido tal que autoridades federales lo ubicaban como un elemento que atenta contra la seguridad.