Una madre demócrata que paseaba en busca de sosiego tras la victoria de Trump encontró a la excandidata y su marido haciendo exáctamente lo mismo.

Margot Gerster es una joven madre del estado de Nueva York que el pasado jueves decidió salir a caminar por el bosque con su bebé y su perra para tratar de olvidar el resultado electoral.

Caminaba tranquilamente por su lugar favorito, cerca de la localidad de Chappaqua cuando se encontró con otra mujer que, probablemente, tenía el mismo objetivo que ella. Nada más y nada menos que Hillary Clinton.

Grester explica en su página de Facebook, que la ex candidata presidencial se encontraba paseando entre los árboles otoñales junto a su marido paseando a sus perros.

La pareja ha fijado su residencia precisamente en esta pequeña localidad del norte del Estado. “Éramos los únicos allí y era tan hermoso y relajante. Cuando nos íbamos, oí unos crujidos viniendo hacia mí, y cuando entré en el claro allí estaba ella, Hillary Clinton y Bill con sus perros haciendo exactamente lo mismo que yo”, relata.

Según explica la joven, pudo “abrazarla y hablar con ella y decirle que uno de mis momentos más orgullosos como madre ha sido llevar a Phoebe conmigo para votar por ella.

Ella me abrazó y me dio las gracias y intercambiamos algunas palabras cortesías y luego los dejé continuar su paseo. No soy una persona que crea en las señales, pero creo que esta vez voy a creer en ellas. Muy orgullosa”.