Chile recibe donación de 4.5 millones de hectáreas tras muerte de un multimillonario empresario

Aunque muchas personas especularon de todo lo que la pareja haría, ya tenían pensando conservar es estado natural de los terrenos y, después, donarlos al gobierno

El estadounidense Douglas Tompkins fundó hace más de 25 años dos de las marcas de ropa más exitosas en su momento, The North Face y Esprit. Después de venderlas en el cenit de su desarrollo y expansión, se fue a vivir con su esposa a la Patagonia Chilena, en donde gastó 380 millones de dólares comprando enormes chacras y fincas de millones de hectáreas, tanto en Chile como en Argentina.

Aunque muchas personas especularon de todo lo que la pareja haría, ya tenían pensando conservar es estado natural de los terrenos y, después, donarlos al gobierno.

Douglas falleció en 2015 en un accidente de kayak en Chile y poco después su esposa, Kristine, entregó a la presidenta chilena Michelle Bachelet más de 400.000 hectáreas, gran parte de estas tierras están dentro del Parque Nacional Pumalín, un hermoso enclave sembrado de gigantescos alerces cuyas edades rondan los 3.000 años. Además, por el parque se pueden ver pumas y otros animales.

Estas hectáreas, sumadas a lo ya donado al Gobierno chileno, suman un total de 4.5 millones de hectáreas, una superficie similar al territorio de Dinamarca. Se trata de la más grande donación de tierras privadas a un Estado en la historia de la humanidad.

De una vida de lujos a salvar al planeta

Kris y Douglas Tompkins habían soñado esto 25 años atrás. “es un acontecimiento histórico a nivel mundial”, dijo Kris claramente emocionada y llorando a su visionario esposo, quien también fue CEO de Patagonia, una marca de ropa de montañismo y alpinismo.

“Es un gran día para Chile. Está en manos de la humanidad detener la destrucción del planeta. Honraremos la generosidad de Tompkins, un visionario que se armó para hacer frente a las críticas”, afirmó la presidenta Bachelet, quien despedirá su mandato con el logro de haber duplicado las tierras protegida.

Ya habían donado en Argentina

En setiembre de 2016, Kristine firmó un acuerdo de donación de terrenos para crear el Parque Nacional Iberá. Las tierras que componen esta futura área protegida fueron previamente adquiridas y restauradas de forma ecológica.

Esteros de Iberá es el segundo humedal más grande del mundo y se encuentran en la provincia de Corrientes, al noreste de Argentina. El nuevo parque se encontrará al norte de esa provincia en la región conocida como “Sector Cambryretá” y cuenta con 150.000 hectáreas que serán donadas gradualmente para ir adecuando los controles provinciales y nacionales. Este nuevo proyecto es de dimensiones monumentales y se sumará al ya existente Parque Provincial Iberá que tiene una extensión de 550.000 hectáreas, formando el mayor parque conservacionista del vecino país.