Temas del momento

Alerta roja en el mar Caribe por la tormenta tropical Otto: hay 4 muertos en Panamá y evacuaciones masivas

Las primeras consecuencias de la tormenta tropical Otto, que podría convertirse en huracán en las próximas horas, se hicieron sentir este martes en el Caribe.

En Panamá, Otto causó al menos cuatro muertos, un desaparecido, la destrucción de medio centenar de viviendas, la suspensión de clases e interrupciones en los aeropuertos. Las víctimas fallecieron debido a un deslizamiento y a la caída de un árbol, según el director del Servicio Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), José Donderis.

En Costa Rica, el Gobierno emitió una alerta roja para la costa del Caribe norte y parte de la frontera con Nicaragua, y ordenó evacuaciones obligatorias ante la inminente llegada de la tormenta.

PANAMÁ

Un niño murió este martes por la mañana en un auto cuando llegaba junto a su madre a una escuela de la capital panameña y le cayó un gigantesco árbol, informó el comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Panamá, Jaime Villar.

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) halló el lunes el cadáver de una niña de 14 años arrastrada por un río en el interior del país.

Un colombiano de 18 años, no identificado, también fue víctima de un repentino aumento del caudal de un afluente. La búsqueda del joven se suspendió este martes por medidas de seguridad.

Además, fueron encontrados los cadáveres de un joven matrimonio víctima de un deslizamiento que destruyó su casa, en una urbanización de la provincia de Panamá Oeste.

La tormenta afecta a todo Panamá, por lo que la alerta amarilla se extendió a nivel nacional, explicó el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien coordina las operaciones de emergencia.

COSTA RICA

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, que ordenó evacuaciones obligatorias ante la inminente llegada de Otto, explicó que la mejoría del tiempo que experimenta este martes el país es “engañosa”, ya que la nubosidad está siendo atraída por la tormenta, que se encuentra 450 kilómetros al este de la costa caribeña costarricense.

La población de las comunidades que deberán ser evacuadas –la mayoría de ellas, de difícil acceso– se calcula en unas 4.000 personas y serán trasladadas a “zonas de seguridad” este martes por aire y embarcaciones. “No es algo sencillo ni una decisión tomada a la ligera. El impacto sobre Costa Rica será serio”, expresó Solís.

El director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Juan Carlos Fallas, dijo en declaraciones a la prensa que la tormenta se encuentra estacionada en el mar Caribe y su trayectoria aún no se puede predecir con certeza.

Sin embargo, comentó Fallas, la hipótesis que maneja el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indica que el fenómeno se moverá hacia el noroeste y tocará tierra el jueves en la fluvial Isla Calero, en la costa del Caribe norte de Costa Rica, y la comunidad de Bluefields, en Nicaragua.

“La tormenta ha incrementado su intensidad y la concentración de nubes se ha ido a la parte central, generando vientos de hasta 110 kilómetros por hora y está cerca de convertirse en huracán hoy mismo”, explicó Fallas.

El presidente de la CNE, Iván Brenes, indicó que en la zona sur y el Caribe hay hasta el momento 638 personas en nueve albergues que fueron habilitados desde el fin de semana a causa de las lluvias provocadas por Otto.

Brenes dijo que hay alerta roja en el Caribe norte y amarilla para el resto del país, donde todas las instituciones están obligadas a trabajar en la atención de la emergencia.

Hasta el momento, hay 135 comunidades se encuentran afectadas por las lluvias, 1.183 casas dañadas, carreteras con daños en el sur y el Caribe del país y no se reportan personas fallecidas, según los datos de la CNE.

Las autoridades también ordenaron el cierre de 107 escuelas en la provincia de Limón (Caribe).

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.