El navegador de Chrome en el escritorio ha comenzado a recibir una actualización que pondrá punto y final a buena parte de los problemas de rendimiento que arrastra en PC desde hace tiempo.

En Chrome 57, Google ha introducido una función que limita el consumo que generan las pestañas abiertas en segundo plano.

La última actualización de Chrome 57 está orientada hacia los usuarios de escritorio, incluyendo tanto a los computadores de escritorio como a los portátiles.
En esta versión, la compañía ha introducido la esperada función de la limitación del consumo de las pestañas abiertas en segundo plano.

Dice Google que las páginas abiertas en segundo plano son las responsables de una tercera parte del rendimiento que consume Chrome en PC, y de ahí que hayan decidido introducir esta nueva función.

La nueva función de Chrome no afectará a las pestañas que sí requieran estar ejecutándose en segundo plano para poder funcionar, como YouTube, pero al mismo tiempo impedirá que los procesos prescindibles de las páginas abiertas de fondo en el navegador supongan impacto alguno en el rendimiento del equipo.

Tal y como explica Google en su blog para desarrolladores, la compañía ha decidido modificar la forma en que su navegador gestiona las tareas abiertas en segundo plano desde el lanzamiento de Chrome 11.

La nueva actualización de Chrome 57 estará disponible para su descarga en las próximas horas desde la página oficial de Chrome.