Temas del momento

El avión supersónico que puede volar de Londres a Nueva York en menos de 4 horas

Los vuelos trasatlánticos rápidos podrían volver a ser una realidad 20 años después del desastre aéreo que terminó con el Concorde.

Esa es la idea de Richard Branson, el multimillonario fundador de Virgin Group, quien dijo que su compañía ayudaría a Boom, una firma con sede en Denver, a construir una nueva generación de aviones supersónicos.

Branson se asoció con Blake Scholl, un piloto y ex ejecutivo de Amazon, el fundador y CEO de Boom, quien reveló un prototipo del nuevo avión en un hangar en Denver, Colorado. Mientras que varias otras compañías, incluyendo Boeing y Lockheed Martin, están desarrollando nuevos aviones supersónicos, Scholl dijo que su prototipo se les puede adelantar ya que no requiere ninguna nueva tecnología que necesite la aprobación de los reguladores.

“Sesenta años después del amanecer de la era del jet, todavía estamos volando a velocidades de los sesenta”, dijo Scholl al diario The Guardian. “Los diseñadores del Concorde no contaban con la tecnología necesaria para un viaje supersónico asequible, pero ahora sí. Estamos orgullosos de presentar nuestro primer avión mientras esperamos nuestro primer vuelo a finales del próximo año”.

El Concorde fue descontinuado después de un accidente en 2000 que cobró la vida de más de un centenar de personas.

Branson y Scholl presentaron un prototipo de avión capaz de hacer vuelos de 3,5 horas desde Londres a Nueva York por un precio 5,000 dólares.

El avión, llamado Boom, tendrá sólo entre 45 y 50 asientos, en comparación con los 92 a 128 de Concorde, y podría cubrir 500 rutas diferentes, pero se concentraría inicialmente en Londres a Nueva York, San Francisco a Tokio y Los Ángeles a Sydney.

El empresario aseguró que los boletos costarían “casi lo mismo que los boletos en la clase de negocios”. “No conozco a una sola persona que no quiera llegar en la mitad del tiempo, en lugar de tener champán gratuito”, dijo.

Scholl calcula que la demanda de vuelos supersónicos asequibles podría convertirlo en un mercado de 100.000 millones de dólares y declinó declarar cuánto dinero Virgin había invertido en la empresa, pero enumeró una docena de conocidas empresas de capital de riesgo de Silicon Valley e inversionistas que habían invertido fondos.

El primer vuelo comercial trasatlántico se realizaría en 2023, o sea, 23 años después de la explosión del Concorde.