Temas del momento

Todo lo que debes saber para enfrentarte al Helicobacter Pylori y vencerlo

El estómago es el órgano que recibe todo aquello que ingerimos para alimentarnos y cuando se produce la digestión de estos alimentos se desprenden nutrientes que contribuyen a que nuestro organismo funcione de la mejor manera.

No obstante, precisamente por ser el órgano que primero recibe los alimentos, es el que está más expuesto a todo tipo de bacterias y peligros; y uno de ellas es la Helicobacter Pylori.

Esta bacteria puede vivir en muchos individuos sin que estos lo perciban y se caracteriza por pasar inadvertida y no presentar síntomas.

Sin embargo, es la causante de úlceras y gastritis, aún cuando durante mucho tiempo se creyó que el estómago era un órgano en el que difícilmente pudieran proliferar las bacterias debido a la cantidad de ácidos allí presentes, pero un estudio de un médico australiano, determinó que esto es posible y no sólo eso, sino que esta bacteria puede vivir durante mucho tiempo en el estómago sin ser detectada.

El Helicobacter Pylori, se trata por medio de antibióticos, pero luego de tiempo es capaz de adaptarse a ellos y de volverse inmune. Lentamente va destruyendo la mucosa estomacal y al mismo tiempo, va construyendo su hábitat para poder “fijarse” en el estómago y extenderse y multiplicarse.

Lo más común es contraer esta bacteria en la niñez o la adolescencia debido a alimentos mal lavados o mal cocinados.

El Helicobacter Pylori, se manifiesta mediante los siguientes síntomas:

–    Náuseas
–    Vómitos
–    Eructos constantes
–    Distención abdominal
–    Intolerancia a determinados alimentos
–    Malestar estomacal

Esto puede dar indicios de la presencia de esta bacteria, pero al mismo tiempo se debe realizar una endoscopia o una prueba de aliento para un diagnóstico preciso.
A continuación, te ofrecemos un remedio natural para eliminarla sin necesidad de tomar antibióticos que siempre tienen efectos secundarios poco deseados.

Toma nota de los ingredientes:

–    250ml de agua hervida
–    1 brócoli mediano
–    1 pizca de sal marina

Preparación:

Lavar muy bien el brócoli y licuar junto con el agua y la sal. Procurar que todo quede bien integrado.

Modo de uso:

Tome esta preparación dos veces al día; una vez a la mañana y otra a la noche durante 1 mes. Al cabo de los 30 días, la bacteria estará eliminada.