Sabes por qué no es bueno comer en la oficina

Muchas de las personas, tenemos excesivas cargas de trabajo y es por eso que se nos es dificil separarnos del escritorio para ir a comer, así que decidimos comer rápido y trabajar al mismo tiempo, pero esto tiene una consecuencia para nuestro organismo, y puede ocasionar acomular kilitos de mas. ¡Aguas!

Estudios recientes demuestran que las personas que comen más lento, consumen menos calorías y se sienten satisfechos por más tiempo.

Por otro lado las personas que comen rápido, no le dan tiempo al organismo de registar su saciedad, es decir la hormona responsable de mandar señales al cerebro de que hemos comido suficiente. Como consecuencia terminamos comiendo de más y así acumulando esa grasita extra.

Si no te hes posible comer lento, disfruta de la comida, mastica bien tus alimentos, pero eso sí trata de ¡evitarlo! comer y hacer tu trabajo al mismo tiempo. Una cosa a la vez.