Hacer actividad física con tu mascota tiene más beneficios de los que te podés imaginar. No sólo te permite fortalecer tu vínculo y lograr estar en forma, sino que además, podés ahorrar tiempo al unir, en una misma actividad, entrenamiento físico y paseo diario con tu perro.

Según el el sitio trendenciashombre.com, aquellas personas que tienen una mascota son más activas y poseen una mejor salud cardiovascular. Por tanto, si buscás una motivación extra para ejercitarte, hacelo en compañía.

ejercicios

Pero antes de comenzar con la actividad, tené en cuenta que los perros también necesitan un chequeo clínico. Una vez que tengas la aprobación del veterinario, podés arrancar haciéndolo de manera lúdica e ir aumentando la intensidad con el paso de los días.

De igual manera, es recomendable que establezcas una rutina así ambos se acostumbran a entrenar juntos, como por ejemplo, fijar horarios para salir a correr. Y siempre recordá llevar agua, tanto vos como tu mascota deben estar bien hidratados.

Sólo es cuestión de arrancar y motivarse mutuamente; tu perro siempre va a estar dispuesto a acompañarte, por algo es el mejor amigo del hombre.