La jueza Chris McAliley leyó hoy ante una corte de Miami los cargos contra Yankel Rosenthal, quien compareció ante el tribunal con un uniforme carcelario, esposado por las manos y la cintura, para escuchar formalmente las acusaciones contra él.

Según los documentos judiciales, la fiscalía acusa al exministro de Inversiones de Honduras de “lavado de dinero” relacionado con el tráfico de drogas y “otras actividades ilegales”.

Los movimientos habrían quedado registrados en el envío de dinero “desde una cuenta de Nueva York a una cuenta en Honduras” entre los años 2004 y 2015, según los documentos judiciales a los que tuvo acceso Efe.

El abogado de Rosenthal, Norman Moscowitz, solicitó a la magistrada un aplazamiento de la vista para “tener tiempo” para estudiar el caso y así poder defender al exministro hondureño, quien volverá a comparecer ante el tribunal el próximo viernes.

Durante la celebración de la vista, Rosenthal no pudo contener las lágrimas y se emocionó al ver entrar a su hija a la sala del tribunal, quien tras la vista judicial, tampoco pudo reprimir el llanto.

El empresario hondureño fue arrestado ayer por autoridades de inmigración a su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami (Florida) alrededor de las 18:00 hora local (22.00 GMT) procedente de San Pedro Sula (Honduras).