Tegucigalpa: Una capital llena de mercados públicos y privados