Varios familiares de los privados de libertada que fueron trasladados a la cárcel el pozo se apostaron en las afueras del centro penal exigiendo que se les devuelvan las pertenencias de sus familiares.