Debido a las lluvias que están cubriendo la zona norte del país y el aumento de accidentes sumado a la imprudencia de algunos conductores, los miembros del cuerpo de bomberos han tenido que preparar los equipos de rescate para estar atentos a cualquier emergencia.