El británico Jim Tavaré, que interpretó a Tom en Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), permanece internado en terapia intensiva tras un grave accidente de tránsito que le provocó múltiples lesiones.

Tiene el cuello y una quincena de costillas rotas de ambos lados y un pulmón perforado, además de múltiples lesiones en la pierna derecha.

La esposa de Tavaré, Laura, fue quien dio a conocer la noticia a través de redes sociales, en donde publicó una foto del actor de 54 años en su cama de la unidad de cuidados intensivos levantando un pulgar hacia arriba.

Las mujer también informó que el actor fue sometido a dos transfusiones de sangre y que pronto será sometido a una cirugía. “Jim me pidió que todos ustedes sepan que él estuvo involucrado en un grave accidente automovilístico, una colisión frontal”, explicó en la publicación.

Aún se desconocen las causas del accidente y el lugar donde ocurrió. Sin embargo, se estima que fue en Los Ángeles, sitio en el que reside el actor.