Temas del momento

Mundo del deporte reacciona tras triunfo de Trump

A pesar de que la mayoría de jugadores emblemáticos de los diferentes deportes en Estados Unidos había decidido apoyar a Hillary Clinton, Donald Trump fue elegido el martes como nuevo presidente de los Estados Unidos. Su sorpresiva victoria en las elecciones desató varios comentarios en la NBA, liga que había hecho campaña casi unánime contra el candidato republicano, pero también produjo felicidad entre algunos de los deportistas más excéntricos de Estados Unidos.

Los que festejaron

Denis Rodman, Mike Tyson y Hulk Hogan fueron algunos de los héroes locos del deporte americano que celebraron la victoria de Trump, un hombre al que ya habían expresado su apoyo abiertamente. El boxeador y el luchador fueron de los deportistas más representativos en la campaña del nuevo presidente electo de los Estados Unidos, quien también recibió el apoyo de Jack Nicklaus, el sensacional golfista que sigue siendo el máximo ganador de torneos Majors en este deporte, pero quizás el que menos se ajuste al tipo de deportistas que decidió apoyar la campaña de Trump.

Al parecer, en Estados Unidos no se votó por lo tradicional o lo políticamente correcto y el país eligió a un hombre salido del ‘establishment’, una figura a la que se ajustan Tyson, Rodman y Hogan, quienes no fueron personajes ajustados al sistema. Todos ellos festejaron ayer la victoria de Trump.

De acuerdo a una encuesta realizada por la cadena deportiva ESPN entre atletas de la ligas de básquetbol, béisbol, fútbol americano y hockey sobre hielo, se esperaba que un 72,5% de los deportistas salieran a votar en una elección que no es de carácter obligatorio. En ella, los independientes dominaban la parada (32,6% dijo ser demócrata, 28,4% republicanos y el 38,9% fuera de la dicotomía), la intención de voto por Clinton era del 51,9%.

Sin embargo, uno de los apoyos deportivos más fuertes que habría recibido Trump fue el de Tom Brady, quarterback de los New England Patriots, quien hace un par de meses tiempo se mostró con una gorra roja con la leyenda “Hagamos un país grande otra vez”, pero en los últimos días empezó a esquivarle a su conexión con Trump.

No obstante, el ya presidente confirmó públicamente el apoyo del deportista. “Tom Brady es un tipo genial y un verdadero amigo, un ganador increíble. Me llamó hoy y me dijo: “Donald, yo te apoyo, eres mi amigo, y voté por ti”. Y quiero decirles, este tipo es un ganador y una enorme persona”, dijo Trump horas antes de sus elecciones.

Además, en la NBA, la liga que se mostró más en contra de Trump, también hubo un par de voces que celebraron. El ala-pívot de los Hawks Kris Humpries fue uno de ellos mientras que Mark Cuban, propietario de los Mavericks y republicano confeso (si bien ha apoyado a Hillary Clinton en campaña), pidió que se le dé una oportunidad a Trump.

El mundo del fútbol también se ha manifestado por la victoria de Trump. El capitán del Manchester City, Vicent Kompany, escribía en su Twitter: “Joder.. Pongamos a todos los idiotas del mundo en el poder y veamos qué ocurre. Próxima generación de reality en TV. #TristeMundo”.