El pequeño mamífero olió algo de comida que lo atrajo dentro de la bolsa y trató de robarla, pero la turista defendió lo suyo como pudo.