Un gol de Cristiano Ronaldo y la eterna combinación Kroos-Ramos le dieron el triunfo a un Real Madrid que se complicó, y mucho, frente al combativo Betis, pero que se salió del lío a fuerza de jerarquía. Hoy el equipo de Zinedine Zidane suma 62 unidades, frente a 60 de Barcelona. Tercero es Sevilla (57) y cuarto Atlético de Madrid (52).

El colombiano James Rodríguez fue titular y estuvo en el campo 68 minutos, en los que no tuvo opciones claras de gol, si bien intentó buenas asistencias y apoyó la marca.

Real Madrid comenzó como una tromba, jugando a 200 kilómetros por hora y con urgencia de marcar para aprovechar la derrota del líder, Barcelona, por 2-1 frente a deportivo La Coruña.

James ocupaba el lugar de Bale y tenía la responsabilidad de asociarse y ya en el minuto 3 se juntaba con James para relevarse en el área, aunque ni Morata ni Cristiano llegaron.

El portugués tuvo su primer opción al minuto, remate que se estrelló en el palo. Al 9 se animó james por primera vez a pegarle de afuera con su poderosa zurda, pero Adán atajó con seguridad. Isco tuvo su primera incursión al 11, un remate fuerte pero levemente desviado. El nerviosismo crecía tras una falta de Navas que bien pudo costarle la expulsión o al menos una amarilla, pero que no fue sancionada.

En el 14 se quedó James en fuera de lugar, que a él no le pareció, y perdió una pelota que llevó peligro a casa de Keylor Navas. Aunque en realidad el costarricense se complicó solo cuando, al minuto 24, atajó un remate pegado al piso de Sanabria y, después de hacer lo más difícil, dejó escapar la pelota en la propia raya y se le fue entre las manos. Craso error y el Bernabéu se lo cobró con tremendos pitazos.

Para fortuna suya, al 40 apareció un centro directo de Marcelo a la cabeza de Cristiano y se empató el juego. Paz para el atacante, que lo había intentado durante toda la primera parte, para el Madrid que no se iba perdedor al descanso y para Keylor, que se fue masticando su amargura por el error.

Para la segunda etapa la ansiedad por buscar la victoria le pasó factura. Betis salió más confiado en la igualdad parcial y el equipo ‘merengue’ buscó asociarse por las puntas con isco y James, que no lograron ser más punzantes. Modric y Kroos se asociaron mejor con Morata, que tuco las dos opciones más claras de los primeros 10 minutos.

James apoyó la marca pero no tuvo ocasión de volver a intentar en la media distancia, ante la cerrada defensa que propuso el visitante.

Al 62 le sancionaron otro fuera de lugar a James, quien de nuevo protestó, esta vez con toda la razón, pues el fallo frustró el gran cambio e frente de Marcelo y dejó al colombiano sin más opciones en el partido, pues fue reemplazado al 68 por LucasVásquez.

Real Madrid volvió a intentar al minuto 75, un gran pase de Isco a Cristiano, quien remató furioso pero desviado. Y al 77, tras un tiro libre, de nuevo falló el artillero. Esa falta le costó al roja a Piccini, que dejó con 10 al Betis.

La felicidad para los ‘merengues’ llegaría al minuto 80 en una fórmula eternamente empleada –y conocida- en el mundo: tiro de esquina de Kroos y Ramos al cabezazo. Se fue arriba 2-1 el local y se quitó un piano de encima el equipo de Zidane, otra vez gracias a su eterno capitán.

De allí en más fue un trámite para el Madrid ante su hinchada y un solo abrazo por el regreso al liderato, con un partido menos (frente al Celta).

En el último suspiro, al minuto 91, Keylor Navas tuvo su revancha: voló y evitó el empate del Betis tras cabezazo de Sanabria.

El Madrid sacó provecho tras la derrota del Barcelona en su visita ante el Deportivo La Coruña.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here