Las camisetas robadas al jugador de fútbol americano Tom Brady, que usó en el Super Bowl de 2017 y 2015, fueron encontradas, según informó la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) este lunes.

“Los artículos se hallaron en posesión de un miembro acreditado de los medios de comunicación internacionales”, indicó el comunicado de la NFL.

De acuerdo a la Liga, las camisetas fueron recuperadas gracias a la cooperación entre los equipos de seguridad de la NFL y de los Patriots de Nueva Inglaterra, así como del FBI y otras autoridades de seguridad.

Tom Brady se dio cuenta que su camiseta con el número 12 no aparecía cuando estaba en los camerinos del Estadio NRG de Houston, después de la victoria de su equipo, los Patriots, sobre los Falcons de Atlanta. El jugador explicó que la había puesto en su maleta antes de que notara que no estaba. El valor estimado de la camiseta de es 500.000 dólares, de acuerdo al reporte que fue emitido en febrero pasado por el Departamento de Policía de Houston.

Las autoridades también recuperaron la camiseta que Brady usó en 2015 cuando derrotó a los Seahawks de Seattle en la edición 49 del Super Bowl, que se realizó en el estadio de la Universidad de Phoenix en Glendale, Arizona.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el jefe de la Policía de Houston Art Acevedo anticipó que se presentarán cargos contra el sospechoso. El oficial, sin embargo, no reveló el nombre del sospechoso pero sí informó que el hombre no vive en Houston.

Acevedo agregó que la camiseta que Brady usó en el más reciente Super Bowl está en Boston bajo la custodia de la NFL y el FBI. También se están realizando pruebas para verificar la autenticidad de las camisetas.

“Estamos muy seguros de que estos son de hecho las camisetas sobre las que se basaron los esfuerzos investigativos y toda la información que estos hombres y mujeres de nuestro Departamento de Policía descubrieron”, añadió el jefe policial.

Según el oficial, la Policía recibió una pista de un informante en Houston que llevó a los investigadores hasta México. Junto al FBI y las autoridades mexicanas, sus funcionarios llegaron hasta la dirección de residencia del sospechoso y encontraron las dos camisetas.

Acevedo también sostuvo que aunque este caso no era una prioridad, era la “única mancha” en el trabajo de la Policía de Houston durante el Super Bowl.

“No vienes a Texas a avergonzarnos en la tierra de nuestro hogar”, apuntó.

Y no solo fueron las camisetas de Brady. Según la NFL, también se recuperó un casco de los Denver Broncos como parte de la investigación en curso. Los Broncos derrotaron a los Panthers de Carolina en la edición 50 del Super Bowl, en el estadio Levi de Santa Clara (California) durante febrero de 2016. En esa ocasión, el casco del defensa de los Broncos Von Miller, quien se llevó el premio al jugador más valioso durante el evento, desapareció.

“Hemos estado en contacto con la seguridad del NFL por el caso un casco de los Broncos de Denver que podría pertenecer a Von Miller”, le aseguró a CNN el portavoz del equipo, Patrick Smyth. “Como se trata de una investigación en curso, vamos a dirigir todos los demás comentarios y consultas a la NFL”, explicó.

Cuando se le preguntó sobre las pertenencias de las celebridades de los Broncos, Acevedo dijo que no estaba al tanto de eso.

La NFL también refirió las preguntas adicionales al FBI, aduciendo que se trataba de una investigación en curso. En este sentido, el FBI no está ofreciendo comentarios también citando las pesquisas.

Brady es el primer mariscal de campo en ganar cinco títulos del SuperBowl. Fue nombrado el jugador más valioso por cuarta vez, durante su victoria sobre los Falcons.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here